March 10th, 2009 Project Management Gustavo Villavizar 3 Comentarios

Definitivamente el proceso de creación de una página web, por muy estándar que sea, es único para cada empresa y para cada individuo. Debe ser un proceso de auto-aprendizaje constante el escuchar las especificaciones del cliente, identificar las necesidades y calcular el alcance.

Un detalle donde se pierden muchos freelancers y empresas emprendidas por freelancers por igual es en el alcance de un proyecto. A la hora de realizar el análisis de un proyecto es necesario verlo desde el inicio hasta el final, pero es super importante que el cliente también pueda ver el inicio y final de un proyecto. Si bien a la hora de hacer una propuesta hay que tener claro que debemos tener cierto nivel de flexibilidad en relación a lo que ofrecemos, también hay que saber hasta dónde se puede llegar con el presupuesto establecido, no hacerlo nos lleva al típico proyecto interminable donde el cliente siempre quiere un poco más.

Pero ¿cómo se puede calcular el alcance de un determinado proyecto al momento de la propuesta?

En realidad es más sencillo de lo que parece, simplemente es detener el espíritu comercial un momento, cerrar una venta es importante pero hay que saber en qué nos estamos metiendo. Hay que analizar, estructurar e idear las opciones que el cliente necesita, y saber ocultarlos entre las opciones que el cliente cree que necesita.

Una vez hecho esto hay que definir límites y plantearlos claramente. En estas circunstancias he descubierto que lo mejor es preparar un esquema de navegación desde el punto de vista del usuario final, para que el cliente pueda saber de antemano lo que se podrá y no se podrá hacer en la web.

Presentamos el esquema al cliente, si el cliente lo aprueba entonces ya tenemos el proyecto web hecho en casi un 50%. No habrá sorpresas al final del proyecto (claro, uno debe estar seguro de que entiende cómo hacer todo lo que ha propuesto).

En el mercado se tiende a menospreciar un proyecto; sea por parte del cliente, quien lo menosprecia para tratar de conseguir un mejor precio; o por parte del desarrollador, quien lo menosprecia para convencerse de que puede hacerlo con tal de cerrar rápido el trato.

Al final, una clara definición del alcance de cada proyecto es la mejor opción para mantener sana una relación cliente-proveedor.

  • http://wilbursuero.com Wilbur Suero

    Cuando estamos calculando el alcance de un proyecto, especialmente como desarrolladores, tendemos a menospreciar el tiempo, lo que nos puede llevar a hacer cálculos irreales aunque sepamos claramente los limites.

    Interesante tema, y muy bien se ve el diseño nuevo …

  • http://www.villavizar.com Gustavo Villavizar

    @Wilbur: Gracias por tu comentario. Efectivamente, el tiempo es uno de los principales puntos donde los desarrolladores menospreciamos un proyecto

  • http://www.facebook.com/people/Ignacio-Cortorreal/100003195916092 Ignacio Cortorreal

    Mis párrafos favoritos fueron el 4to. y el penúltimo. Deberían ir en itálicas. Realmente me gustaron.

Archivos